23 de julio de 2014

Firma de libros Marc Lévy

¡Buenos días!

Aviso de que esta entrada va con bastante retraso, porque hasta hace poco no pude recuperar las fotos (la cámara se estropeó, se la llevaron al servicio técnico y a mí se me olvidó sacarlas antes, muy lista yo). Pero bueno, ahora por fin puedo contaros.

El pasado 8 de mayo estuvo en tierras madrileñas Marc Lévy, el famoso escritor francés que ha publicado numerosos libros en múltiples idiomas. En esta ocasión vino directamente desde EEUU para presentar el libro Si pudiera volver atrás, que acaba de publicar la editorial Planeta en español. 

Aún no había tenido ocasión de conocer a Marc Lévy y me pareció un autor muy simpático y abierto. Durante la presentación estuvo bromeando con el público, contando algunas anécdotas que ha vivido a lo largo de estos años como escritor.


El acto se celebró en el Instituto Francés de Madrid y contaba con intérpretes para traducir tanto a Marc Lévy como a la entrevistadora. El espacio era un poco reducido para la cantidad de gente que asistió, hubo mucha gente que se quedó fuera. Es una de las pegas que tuvo el evento, que por lo demás estuvo muy bien organizado. La librería Pasajes, una de las librerías internacionales más grandes de Madrid, se encargó de llevar ejemplares del libro en francés para poder comprarlos sobre la marcha y que los firmara el autor.


El libro tiene como protagonista a Andrew Stilman, un reconocido periodista del New York Times. Acaba de casarse pero pocos días después del enlace conoce a una mujer que le obsesiona y que no consigue sacarse de la cabeza. El 9 de julio de 2012 sale a correr a lo largo del Hudson River y es agredido. Un dolor fulgurante le atraviesa la espalda y se desmaya en un charco de sangre. Andrew se vuelve a despertar el 9 de mayo de 2012, dos meses antes de su boda. A partir de este minuto tiene sesenta días para descubrir a su asesino, sesenta días para enfrentarse al destino, sesenta días para poner fin a su obsesión… 

Al final de la presentación, el autor estuvo firmando ejemplares, y se podían llevar todos los libros que se quisieran, algo que me gustó bastante porque normalmente sólo dejan un libro por persona. Yo me llevé tres libros firmados por él y esta foto.