21 de enero de 2012

Reseña Hija de Humo y Hueso ~ Laini Taylor

¡Buenos tardes a todos!

Ayer por la noche me terminé este libro. Me llegó el ejemplar en pruebas esta semana y fue de esos libros que te mantienen en vilo hasta que por fin conoces el desenlace. Así que sin más dilación, os dejo mi modesta reseña.


Título: Hija de Humo y Hueso
Título original: Daughter of smoke and bone
Autora: Laini Taylor
Editorial: Alfaguara
ISBN: 9788420410982
Páginas: 400
Encuadernación: Rústica con solapas
Materia: fantástica
PVP: 16.50€
Fecha de publicación: 9 febrero 2012

Saga Hija de humo y hueso
1) Hija de Humo y Hueso
2) Días de sangre y resplandor
3) Sueños de dioses y monstruos

Puntuación: 4/5

Sinopsis:
Karou es una estudiante de arte de 17 años que vive en Praga. Pero ese no es su único mundo. A veces, Karou desaparece en misteriosos viajes para realizar los encargos de Brimstone, el monstruo quimera que la adoptó al nacer.
Tan misteriosa resulta Karou para sus amigos, como lo es para ella su propia vida: ¿cómo es que ha acabado formando parte de una familia de monstruos quimera? ¿Para qué necesita su padre adoptivo tantos dientes, especialmente de humanos? Y, ¿por qué tiene esa recurrente sensación de vacío, de haber olvidado algo?
De pronto, empiezan a aparecen marcas de manos en las puertas, señal de que la familia de Karou corre grave peligro. Karou tratará de cruzar al mundo quimérico para ayudarles, pero es perseguida por los serafines. Entre ellos se encuentra Akiva, un ángel arrebatadoramente hermoso al que Karou está unida de forma que ni ella misma puede imaginar.


Resumen personal:
El libro comienza relatando la vida de Karou, una adolescente de 17 años normal y corriente, salvo por el hecho de que tiene el pelo azul. Va a una escuela de arte y tiene un don especial para dibujar. Su cuaderno de bocetos está lleno de seres fantásticos, o eso cree la gente, aunque en realidad son lo que ella ha considerado como su familia toda su vida.

Karou hace recados para Brimstone, una quimera que colecciona huesos de animales. Con qué finalidad, es algo que Karou lleva preguntándose toda su vida. El misterio más importante en su vida ahora mismo es qué son las manos negras que han aparecido en las puertas que Karou utiliza para viajar de una parte del mundo a otra. Hasta que de repente, un día arden con unas llamas azules. A partir de ese momento, todo lo que Karou creía saber empieza a desmoronarse y empieza a descubrir un mundo del que Brimstone la había tenido apartada hasta entonces.

Mi opinión:
La trama argumental es bastante original. Nos alejamos de los seres fantásticos habituales para encontrarnos con las quimeras, unos seres creados a través de la mezcla de animales: un ciervo y un murciélago, un alce con un pájaro, un lobo y un ser humano, etc. Como enemigo acérrimo están los serafines. Como pasa con todos los seres mitólogicos, estas dos especies están enfrentadas en una lucha sin tregua desde el comienzo de los tiempos.  Y lo más interesante de todo es que a ninguna de las dos especies se la puede denominar "buena" ya que, como en todas las guerras, todos han cometido atrocidades.

En cuanto a los personajes, Karou parece una adolescente tan hueca como lo son todas, aunque a medida que van descubrindo quién es o qué es (que es prácticamente la base del argumento) comienza a desarrollar una personalidad más compleja. Y esto se debe también a Akiva, un ser alado que despierta en ella unos sentiemientos que desconocía, unas sensaciones que nunca había experimentado.

Quizá lo que menos me ha gustado de la historia es el amor, a veces absurdo, que nace entre Akiva y Karou. Comienza siendo algo bonito hasta que Akiva empieza a atormentarse por si es correspondido, si es digno del amor de ella, si podrán compartirlo eternamente, etc. Esa parte se hace un poco pesada y no creo que aporte mucho al argumento.

En general, la obra me ha parecido una novela refrescante que aporta nuevas ideas al género juvenil fantástico, ya bastante trillado y poco original. Así que mi puntuación es: