29 de agosto de 2015

Crónica Festival Celsius 2015

Este es el primer año que asisto al festival Celsius 232 y es una pena no haber sabido antes de su existencia: ¡he salido encantada y con ganas de repetir! Para los que no lo conozcan, se trata de un festival de libros centrado en la ciencia ficción y fantasía, aunque también se tocan otros temas como cine, videojuegos o juegos de rol. Este año, el festival tuvo lugar del 29 de julio al 1 de agosto en Avilés, Asturias, un pequeño pueblecito cerca de la costa donde todo está cerca y se puede ir andando.

La dinámica del festival es muy sencilla: cada día hay charlas con autores y presentaciones de libros. De manera simultánea, también se desarrollan partidas de rol, combates de esgrima antigua, cosplay, firmas de libros, conferencias sobre temas relacionados a este mundillo, etc. También hay varias casetas donde puedes encontrar los libros de los autores presentes durante el festival, además de un buen puñado de novedades (¡y con un descuento del  5%!).


Las presentaciones y charlas con autores pueden durar entre media hora y una hora. Las charlas con autores extranjeros duran un poco más porque hay que traducirlo todo (me quedé impresionada con el trabajo de Diego García Cruz, como traductora estoy familiarizada con las técnicas de interpretación y no tengo más que alabanzas para la labor que realizó).


Entre los autores internacionales, este año contamos con la presencia de Neal Shusterman, Joseph Delaney, Dan Abnett, Ramsey Campbell, Pat Cadigan, Nancy Kress, John Ajvide Lindvist, Ian Watson, Ian Whates… Sin duda, autores de renombre. Un mes antes Andrzej Sapkowski anunció que finalmente no asistiría pero eso no hizo desmerecer ningún momento el nivel del festival. Entre los autores nacionales cabe destacar César Mallorquí, Jaume Valor, Aranzazu Serrano Lorenzo y un largo etc. ya que al final asistieron casi 100 autores en total.

Entre los eventos que no se ceñían estrictamente a charlas de libros, caben destacar dos: el homenaje que realizaron a la obra de Terry Pratchett, donde Sofía Rhei consiguió que muchas personas se disfrazaran de sus personajes favoritos de Mundodisco. 




Por otro lado, la charla con Javier Olivares y Marc Vigil, guionista y director respectivamente de El Ministerio del Tiempo. Para que os hagáis una idea de la afluencia que hubo, tuvieron que abrir el palco superior del auditorio porque no cabíamos todos. Ahí nos estuvieron contando cómo se coció el Ministerio del Tiempo (la idea surgió hace 10 años pero hasta ahora no encontraron a ninguna cadena interesada en el proyecto) y nos hicieron un pequeño avance de lo que veremos en la segunda temporada: Cid Campeador, Cervantes, Napoleón… Grandes personajes que formaron parte de la historia de España.


Sin duda, lo que más eché de menos en el Celsius fue que aún no se haya comercializado el giratiempos de Hermione para poder asistir a todas las charlas. Como decía antes, las charlas tienen lugar en la Carpa de Actividades que montan en la calle y en la Sala de Conferencias del Auditorio de Avilés y aunque están pegadas, no tengo el don de la ubicuidad para poder estar a la vez en ambas. Una de las cosas más graciosas eran las noches en el hotel al llegar cargada de libros y ponernos a hacer encaje de bolillos para tratar de cuadrar todas las conferencias y asistir a las que más nos interesaban. La foto que os dejo a continuación es el pequeño montón de libros que se vino conmigo después del festival:


Otra de las cosas que más me gustó del festival fue la charla final con los organizadores: Cristina Macía, Diego García Cruz y Jorge Iván Argiz. Nunca se me había ocurrido la cantidad de cosas que pueden surgir organizando un festival y, por supuesto, la cantidad de excusas que te pueden poner compañías y editoriales para no participar (aún alucino con Bandai). Volvieron a decir que Sapkowski no dio explicaciones de su cancelación a última hora, nos dijeron que Joe Abercrombie no podía asistir porque su mujer participaba en un campeonato de natación y él se tenía que quedar con los niños (¡llegaron incluso a ofrecerle una guardería en Avilés para que no faltara!). Pero lo mejor de todo lo guardaron para el final ¡ya tenemos la confirmación de tres autores extranjeros! Michael Moorcock (ahí hubo una gran ovación del público), Paolo Bacigalupi (aquí menos ovación pero porque no entendimos bien el apellido) y Kevin J. Anderson. Y habrá un premio, el Kelvin 505, a mejor novela publicada, aunque aún no sabemos qué criterio seguirá para concederlo. Y talleres de cosplay de la mano de Manlima Cosplay y actividades de doblaje, que me resulta de lo más atrayente porque siempre me ha apetecido saber más del tema. 


Una de las cosas que hace tan especial a este festival es el ambiente hogareño y familiar que se respira, no parece una convención de personalidades sino una reunión entre amigos donde te juntas para hablar de lo que te gusta (¡y para frikear a gusto!). Después de pasar por el Celsius, los autores te parecen algo más que una foto o un nombre en una portada, son personas con las que has compartido unas horas maravillosas. ¡Sin duda, el año que viene no me lo pierdo! 


26 de agosto de 2015

Club de Lectura en Madrid

¡Buenos días!

¿Cómo va la semana? El mes de agosto va llegando a su fin, se va acabando el calor y el blog poco a poco va volviendo a tener más actividad. Durante estos meses de verano he leído MUCHO, así que espero ir trayendo poco a poco las reseñas de mis lecturas. 

Quería comentaros que el blog Millones de Letras organiza un Club de Lectura en la Casa del Libro de Maestro Victoria (Madrid) este viernes 28 de agosto a las 19.00. El libro que comentaremos es Sombra y Hueso, de Leigh Bardugo.


Será la primera vez que asista, creo que esta es la tercera o cuarta vez que se reúnen. ¿Alguno más os animáis a venir? ¿Habéis leído el libro? ¡Contadme! ^_^

17 de agosto de 2015

Reseña El hechicero accidental, K.E. Mills

¡Buenos días!

Ya hemos pasado la mitad del mes de agosto y los calores tan terribles que hemos sufrido durante julio por fin nos van abandonando. Este mes me estoy poniendo las pilas y he leído bastante, estoy muy contenta porque mi montón de pendientes ha disminuido considerablemente. A ver si sigo con la racha cuando llegue el mes de septiembre, que siempre suelo tener menos tiempo para leer. Ahora, vamos con la reseña de una de las últimas novedades de la editorial Factoría de Ideas.

Título: El hechicero accidental
Título original: The accidental sorcerer
Autora: K. E. Mills
Editorial: Factoría de Ideas
ISBN: 9788490187005
Fecha de publicación: junio 2015
Páginas: 432

Saga: Hechicero accidental
1) El hechicero accidental
2) Witches Incorporated
3) Wizard Squared
4) Wizard Undercover

Sinopsis:
Gerald Dunwoody es mago, pero no especialmente bueno. Primero hizo saltar una fábrica por los aires y luego perdió el empleo. Cabe incluso la posibilidad de que no sea realmente un mago de tercer grado. Por suerte, un amigo con influencia le encuentra un puesto. Así que allá va, a la corte del rey Lional en New Ottosland, a ocupar el cargo de mago real. Sin embargo su ayudante, una pájara encantadora con un pasado misterioso, parece dudar. Pero no queda otra opción: o New Ottosland, o nada.

Extendiendo la sinopsis:
Gerald Dunwoody es el típico mago patoso que se ha esforzado mucho en la vida para salir de una clase mediocre y conseguir ser un mago. Gracias a su persistencia, obtuvo el título de tercer grado (el más bajo) a través de un curso por correspondencia. Más tarde, consiguió entrar en el Departamento de Taumaturgia como encargado de supervisar la seguridad de las empresas que trabajan con magia. Todo parece que a Gerald le empieza a sonreír la vida pero un error cometido durante una inspección rutinaria da al traste sus expectativas en la vida. Sus amigos le aconsejan que acepte un trabajo como mago real en la corte de New Ottosland, un pequeño reino en medio de un desierto bastante pintoresco, donde no le conocen y no sabrán de sus despistes.


El libro podríamos decir que se divide en dos partes: la primera mientras Gerald vive en Ottosland y la segunda, cuando se traslada a la corte de New Ottosland. Me ha parecido ver un guiño a la sociedad inglesa y a una de sus colonias, ya que en Ottosland hay un Gobierno con mucha burocracia, tienen costumbres muy férreas, etc. Durante la primera mitad del libro, a Gerald no paran de surgirle desgracias y no levanta cabeza. Para cambiar su suerte, decide mudarse a New Ottosland y convertirse en el mago de la corte del rey Lional. Aunque en un principio parece que ha encontrado su sitio, luego se da cuenta de que también hay jaulas de oro y que no todo es tan fácil como había supuesto.

Opinión:
En cuanto a los personajes, Gerald tiene un pájaro hembra que habla llamado Reg aunque después descubriremos que no es lo que aparenta ser. Esta "mascota" con conciencia propia es su Pepito Grillo, su consejera y sobre todo, un apoyo emocional que ayuda a Gerald a seguir adelante a pesar de todo lo que le sucede. Otro de los grandes amigos de Geald es Monk Markhan, un mago algo mayor que él con grandes poderes y perteneciente a una poderosa familia de magos pero para nada engreído. Gracias a Monk, consigue salir de más de una situación complicada. Por otro lado, tenemos a Melissandre, Lional y Rupert, los tres hermanos de la familia real de New Ottosland. La más pequeña de los tres es Melissande y también la que más duro trabaja por sacar el reino adelante. Lional es el rey, el hermano odioso y caprichoso que siempre cree tener la razón. Por último, Rupert es el mediano que vive en su propio mundo, rodeado de mariposas donde no hay cabida para los problemas. Uno de los puntos fuertes de la novela es que los personajes están muy bien caracterizados, llegas a conocer a cada uno de ellos pero al mismo tiempo la autora consigue sorprendente con algunos giros no esperabas. Más de uno de estos personajes nos dará una sorpresa.

A pesar de tener como protagonista a un mago, el argumento es original ya que nos presenta un mundo donde la magia está perfectamente instaurada, medida y controlada, hay regulaciones muy estrictas para evitar desastres. También me ha gustado la idea de que el personaje cambia de país para encontrar su lugar en el mundo, no es una persona pusilánime que espera que los otros resuelvan los problemas por él. Cabe destacar que no se trata de un universo mágico muy recargado, los magos utilizan varitas, bolas de cristal para comunicarse, etc. pero no es un mundo que resulte complicado de entender con mucha información que retener.

El estilo me ha recordado un poco a Trudi Canavan por aquello de tener personajes jóvenes y que haya acción. Desde luego, está muy alejado de Harry Potter, ya que Gerald es un mago ya formado que trata de buscarse un lugar en el mundo laboral. Otra cosa que me ha gustado es que no hay historias de amor metidas con calzador, historias donde no es posible creerse el flechazo que sucede a los 0.246849 segundos de conocerse. Si tuviera que decir algo negativo , es que quizá podría haberse contado lo mismo en menos páginas. A pesar de todo, el libro no se hace para nada pesado porque no paran de suceder cosas. Otra de los puntos positivos es que la saga ya se ha publicado por completo en inglés, por lo que no habrá que esperar a que la terminen de sacar.

En resumen, una buena novela de aventuras donde reina la magia con un personaje acostumbrado a sacarse las castañas del fuego por sí mismo.

Puntuación: